La innovación ha llegado también a los RRHH. Cada vez más los procesos de reclutamiento incluyen más a las nuevas tecnologías. Uno de los sistemas que están implementándose en este campo es la Gamificación.

La Gamificación se basa en emplear las mecánicas y las dinámicas utilizadas en juegos, en actividades no lúdicas. Puede ser la formación, como ya hemos comentado en más de una ocasión, ventas e, incluso, en procesos de selección.

LA gamificación en los procesos de selección en RRHH

Y es que la utilización de estas dinámicas puede hacer que ambos protagonistas ganen. Por un lado, el candidato realiza un proceso con componentes menos encorchetados de lo común incrementando su grado de comodidad con la empresa. Olvida la tensión y disfruta de una actitud más relajada.

Y por otro, las empresas consiguen obtener alguna información adicional de los candidatos que de otra forma no podrían lograr fácilmente. Así, esta gamificación se implementa en el reclutamiento para gestionarse con cuidado. El juego, así, debe adaptarse a las características de las exigencias propias de un puesto u otro y también al tipo de candidato que la empresa puede buscar.

De esta forma, lograremos crear un entorno más cómodo para el candidato. Tendrá una sensación de trabajo en equipo, de unión, y de pertenencia a una empresa incluso antes de haber formado parte del proceso. Además, si el candidato o candidata no es seleccionado, sí que hemos creado un embajador de nuestra marca. La cual ayudará a incrementar la marca como empleador.