Es muy complicado escoger el nombre para un producto o una marca de una empresa. El naming es una partes más importantes del marketing.

Ahora teníamos que conseguir que el nombre de nuestra marca sonará convincente, que resumiera de alguna forma los valores de la marca que queríamos transmitir, que fuera fácil de pronunciar, que incluso estuviera disponible su dominio para una página web… Ahora también tenemos que tener en cuenta su traducción al resto de idiomas, gracias a la globalización.

Éste ha sido uno de los problemas más recurrentes para Disney. Aunque tratan de película mantengan el mismo nombre en todos los países donde se exhiben, muchas veces han tenido que hacer adaptaciones, debido principalmente a que la marca ya estaba registrada por otra empresa.

 

Así le ha ocurrido con la última película que han estrenado. Moana era el título principal con el que querían asombrar a todo el mundo los creadores de Frozen. Sin embargo, en algunos países han tenido que adaptar este título.

La película cuenta la historia de la jefa de una tribú de un país exótico que decide desafiar a su familia y los roles de género, en un escenario idílico ambientado en el Pacífico Sur de hace más de 2.000 años. Con lo cual, no sólo en adaptado el nombre de la película, si no también el del personaje principal. Teniendo que cambiar una gran parte del guión.

En España, por ejemplo, Moana ya era una marca registrada por otra empresa. La empresa de perfumería CASA MARGOT, S.A. tiene registrada la marca Moana Bouquet como uno de sus productos. Así que han tenido que adaptar toda la historia pra convertir a Moana en Vaina. Eqn maorí, Moana significa “océano, mar profundo o gran extensión de agua” mientras que Vaiana es un nombre de origen tahitiano que significa “agua procedente de la cueva”.

En Italia, donde también han tenido que cambiar su nombre, la connotación era muy diferente. Este nombre es el que tenía una actriz cine para adultos muy conocida durante la década de los 90, que también realizó una serie de animación con su nombre.

De esta manera añadimos también la variable de la globalización a la hora de crear nuestra marca. Éste no es el único caso. Le comentamos que disney ha tenido que adaptar gran parte de sus películas, pero también lo han hecho otras empresas. Repasamos algunas de ellas:

Dunkin Donuts

Esta empresa norteamericana, ha tenido que cambiar su nombre en España.  Dunkin’ Coffee es la adaptación española de una marca que está presente en muchos lugares del mundo. Sin embargo, nuestro país la marca Donuts pertenece a Panrico.

Corona

Existía una creencia a las tendida que decía que la marca ” corona ” sólo podía ser utilizada por la casa Real. En este caso, lo cierto es que era una familia propietarios de una bodega los dueños de la marca Corona en nuestro país. Por ello, la mítica cerveza mexicana se llamaba Coronita en España. Sin embargo, al año pasado l compañía decidió homogeneizar su marca en todo el mundo. Así que ahora seguro que encuentras tu cerveza favorita bajo su nombre internacional Corona.

Nike

Una de las marcas deportiva más conocida a nivel internacional es Nike. Sin embargo, hasta 2005, en España no podían utilizar su nombre en sus prendas, tan sólo podían mostrar su logo. Cidesport es la marca catalana que había comercializado los productos en los años 90. De manera que poseían los derechos de los productos textiles, pero no en complementos deportivos o zapatillas.

Frigo

Este es uno de los casos más curiosos. La compañía Unilever decidió comprar diferentes marcas de helados en cada uno de los paises. Entonces, decidió crear en cada lugar del mundo un nombre diferente, aunque cada logo sí que responde a una estética similar.

El naming, como hemos visto, es una de las artes más complejas y completas del branding y de la creación de una marca. Hay que saber tener en cuenta todos los factores que pueden influir en la decisión de un nombre. Escoge correctamente el nombre para tu marca y tendrás un gran punto ganado.