Si has nacido entre 1981 y 1995, ¡enhorabuena! Eres un millennial. Los millennials se han convertido en los principales intereses para la mayor parte de las marcas.

La generación del Baby Boom, la generación X, la generación silenciosa… todas han tenido su momento, pero ahora es el de la generación del milenio. En España ya son más de 8.150.000 de Millennials.

La Generación Millennials, todas las claves

La agencia mundial OMD realizó una cuenta en 32 países a más de 2.500 personas de esta generación y determinaron algunas de sus particularidades que durante la crisis económica han sabido explotar en los últimos años. Pero, ¿qué les caracterizan para que ahora todas las marcas estén enamorados de ellos?

Son nativos digitales.

Se caracterizan por dominar la tecnología como una prolongación de sí mismos. Todas sus relaciones básicas están intermediadas por una pantalla. La vida real y la virtual se entremezclan. On y off están más integrados que nunca. El 59% ve películas por Internet y el 46% ve la televisión, pero también a través de Internet.

Estos datos demuestran porque la publicidad tradicional no es una buena estrategia para llegar a este grupo.

Viven en varias pantallas.

Utilizan diferentes dispositivos digitales para sus actividades. Tienen un comportamiento multitasking. De hecho, los estudios demuestran que esta generación Millineal utilizan 7 horas al día para conectarse online, a través de múltiples pantallas, el 5% más que el resto del promedio mundial.

Las marcas, por tanto, necesitan ampliar su gama de canales y dispositivos para poder mantener una comunicación y experiencia con el cliente más consistente. La omnicanalidad es algo más que poder interactuar a través de cualquier canal, sino poder cambiar de uno a otro, o entre varios a la vez. Las estrategias integradas, la concepción multiplataforma y la narrativa transmedia se están imponiendo más en la comunicación. Se trata de adaptar nuevas formas de comunicación, más que nuevas técnicas de comunicación.

Utilizan una pantalla móvil.

Toda su vida se centra en el uso del smartphone. Un 78% de los Millennials posee un móvil, un 37% una tablet, un 70% un portátil y un 57% un ordenador de escritorio. De hecho, ellos han sido los que han convertido las pantallas de proximidad en el acceso de referencia para el día a día: socialización, trabajo, ocio… Llegando a integrarlas en su vida cotidiana.

Las demandas de los Millennials son las que han impulsado el crecimiento en el desarrollo de las apps móviles. Esta realidad ha obligado a las compañías a construir y, sobre todo, mejorar la funcionalidad de estas apps, ya que son la herramienta fundamental de venta que permite crear experiencias de compra únicas.

Son extremadamente sociales.

Un 88% de los Millennials ya tiene perfiles en redes sociales. Pero no las utilizan como un medio de comunicación más, si no que las han convertido en parte íntegra de su vida social. No se trata de compartir y comentar, si no de consultar en ellas. Antes de comprar buscan y escuchan opiniones, generan y comparten contenidos.

La atención a cualquier cliente es crucial, pero es que la comunicación de los Millennials debe ser más cuidada aún, puesto que el 66% prefiere las redes sociales al teléfono de atención al cliente. Además, su pasión por compartir y comentar su experiencia con amigos y con el resto del público. Así que la marca debe ser situar la experiencia del consumidor en el eje central de su estrategia.

Quieren la personalización y valores nuevos.

Los Millennials buscan algo más que una buena atención, exigen personalización y esperan que la empresa se adecúe a sus preferencias. De esta forma, debemos utilizar bases de datos de clientes actualizadas y con mucha más información. Se trata de actualizar nuestro CRM hacia un Social CRM, un sistema en el que podemos aprovechar la innumerable cantidad de información y el rastro digital que comparten, difunden y generan a través de la red.

Las marcas que consigan implicar a sus consumidores, permitiéndoles formar parte del proceso creativo, aportando ideas en el desarrollo de productos y hacerles así ver que forman parte importante de la marca, lograrán conquistar el corazón de una generación que está convirtiéndose en el epicentro del consumo actual, los Millennials.